martes, 27 de junio de 2017

No..., mejor...

Amables lectores, hoy estoy algo poética y resuena una hermosa sinfonía en mi interior. 
A pesar de este “No” inicial del título, hay un “Sí” dentro de mí que desea salir al exterior y fundirse con el cosmos, vibrar en su armónica sintonía, latir y respirar a su compás, dormir y suspirar en sus brazos galácticos multiformes y multicolores y desvanecerse en la dicha y el gozo de saber que existo. 
Sin importar el por qué y para qué, solo lo que estoy sintiendo y viviendo, lo que soy.  


Como resultado de ese éxtasis y sensación de felicidad infinita, de gozo perpetuo, de ese fluir libre en armonía y complicidad exquisita, surgieron las siguientes líneas, espero les agrade leerlas.

NO…, MEJOR…

No me preguntes de donde vengo, es mejor que preguntes hacia donde voy.
No quieras saber por qué fui, mejor averigua por qué no me quedé.
No indagues con quien anduve, mejor descubre en que ando.
No gastes tus energías en hurgar en mi pasado, mejor intégrate a mi presente.
No rechaces mi tiempo, y mi amor, mejor aprovéchame, estoy de paso.
No sueñes con el paraíso, mejor despierta a la realidad.
No me pidas que te baje las estrellas, mejor lleguemos hasta ellas.
No renuncies a la vida, mejor fúndete en ella, te espero en la eternidad.


I. Harolina Payano T. Fluyendo armoniosamente. 

Pedimos excusas si alguna imagen usada tiene derecho de autor, al avisarnos la retiraremos.